Antònia Font – Lamparetes: De vuelta a la tierra

8 05 2011


Extraterrestres, submarinos, verbenas y siempre sus querida Baleares presente en sus letras. Cinco años habían pasado desde que se publicase Batiscafo Katiuskas, su último álbum de estudio. Desde entonces la banda únicamente había publicado un par de recopilatorios, especialmente interesante fue Coser i Cantar, una compilación de sus temas interpretados junto a la Orquesta de Bratislava. En este parón tan largo sin que nuevo material viese la luz, la agrupación se ha tomado un merecido descanso, ha creado un sello discográfico llamado Robot Innocent con el que ha publicado este trabajo y su guitarrista, letrista y alma máter, Joan Miquel Oliver, publicó su segundo álbum en solitario, Bombón Mallorquín, con el que consiguió confirmar las grandes sensaciones que dejo en su debut, Surfiestes en Càmera Lenta.
Tras todo esto ha llegado Lamparetes, el sexo disco en la carrera de Antònia Font.

Este álbum me ha costado mucho más de digerir de lo que me podría imaginar antes de haberlo escuchado. Seguramente esto es debido al extraño orden que tienen las canciones y que aún sigo sin entender, pero bueno…

Cuando empieza a sonar el sonido descaradamente pop de ”Me Sobren Paraules”, vino un flash a mi cabeza que me recordó la parte más festiva y verbenera que exploraban en sus dos primeras aventuras, pero según van pasando las canciones y poco a poco vamos volviendo a entrar en el particular mundo de Oliver & Debon, vamos pillando el tranquillo a este Lamparetes.

Si hay algo en lo que Antònia Font son unos maestros es en dos cosas. La primera serían las particulares letras que entrega Joan Miquel Oliver y la otra sería su riqueza y variabilidad musical. Ellos se las apañan para hacer todo lo que les plazca sin ningún tipo de temor. Desde los temas más accesibles como podrían ser ”Me Sobren Paraules”, ”Coses Modernas”, ”Sospitosos”, o la que en las primeras escuchas me avergonzaba un poco ya que me parecía una horterada y me recordaba mucho a ese clásico llamado ”La Chebecha”, pero que gracias a sus ritmos latinos al final también ha conseguido conquistarme, ”Islas Baleares” hasta la música electrónica, que también tiene un pequeño hueco en la música del grupo, al igual que pasase con ”Wa Yeah!” en su anterior largo, en esta ocasión ”Calgary 88” (una de mis favoritas), es la encargada de poner un par de gotas de techno en su sonido.

Un apartado especial merecen lo bien tratadas y arregladas que han quedado alguna de sus piezas. ”Icebergs i Guèisers”, ”Pioners” (aunque el comienzo me recuerde un poco a Morena Mía de Miguel Bosé) o el momento de folk de aires preciosistas que se vive en ”Es far de Ses Salines”.

Puede que sea más complejo de asimilar, pero con Lamparetes, los baleares lo han vuelto a conseguir y siguen demostrando que pese al humo que se vende con otras formaciones, los número 1 del territorio catalán siguen siendo ellos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: