Crystal Stilts – In Love With Oblivion: Lo suyo va muy en serio

19 04 2011

JB TownsendBrad Hardett, Andy Adler y Frankie Rose (ex-Vivian Girls, sacó un gran disco en solitario el año pasado) publicaron en el 2008 ‘Alight of Night‘, su álbum debut, con el que iban a conquistar a la audiencia a base de enormes dosis de post-punk, de pop ensuciado y de garage revivalero, todo bañado con pequeñas gotas de sonido lo-fi.

Con todo esto, el grupo ganó en su día una gran aceptación mediática; en cambio, es con su segundo álbum con el que verdaderamente consiguen dar un salto cualitativo en calidad, cambiando (en gran parte) su sonido, pese a las dudas que rondaban alrededor tras la marcha de Rose, y la incorporación de Kigan Cooke y Kyle Forester.

En ‘In Love With Oblivion‘ la psicodelia rockera agarra los galones del sonido, y deja en un segundo plano tanto al pop, como al garage (sobre todo a este último). En este álbum, compacto y muy bien unido, Crystal Stilts consiguen sacar adelante, con un soberbio trabajo, once temas en los que es bastante complicado encontrar taras o fallos.

El inicio es poderoso, con cinco cortes inspiradísimos envueltos en un ambiente de oscuridad persistente donde, de vez en cuando, destacan destellos de claridad provenientes de alguna ventana. La voz de Hardett suena muy depurada en ‘Sycamore Tree‘, un tema perfecto para abrir el disco, en el que se mezcla la esencia post punkie, que todavía colea en su música, con la vitalidad pop, con la que luego consiguen acertar de pleno en ‘Through the Floor‘, segunda canción, la cual podría haber sido incluida perfectamente en la b.s.o. de la clásica película ‘Grease’, en una vertiente más siniestra; ¡menudo dúo inicial!

Silver Sun‘ fue escogida como adelanto de esta obra y, pese a ser una canción inferior a las anteriores, se va notando de a poco un retroceso en la oscuridad que enmarañaba el sonido de su ópera prima. Sin embargo, en ‘Alien Rivers‘ la banda vuelve a pasar por encima de todos nosotros: la voz de Hardett se hace plomiza, y los lúgubres espacios creados por el resto (en sus hasta siete minutos de duración) toman el control.

Pero eso es solo un espejismo: con ‘Half a Moon‘ vuelve a florecer el espíritu más popero, debido en gran medida a la incorporación de coros y al ritmo ondeante que imprime Cooke a la batería. Posteriormente al impactante inicio, nos encontramos ante dos o tres temas que… digamos, no transmiten demasiado, cosa que cambia pronto, pues el sprint final es magnífico; desde que suenan los riffs de guitarra de la despreocupada ‘Invisible City‘, las buenas sensaciones vuelven a su paradero.

La psicodelia rockera brilla y brilla, poderosa como no la habíamos conocido antes, con la canción ‘Death Is What We Live For‘, tema con el que se intuye el final. ‘Prometheus at Large‘ es una de las pocas pistas que tiene teclados, aunque no consigue pegarse demasiado bien al resto del sonido que la banda despliega en el álbum, lo cual termina dejándonos con un sabor agridulce.

Pero bueno, si olvidamos este último detalle, hay que decir que ‘In Love With Oblivion‘ es un excelente disco que merece muy mucho la pena escuchar (especialmente por su espectacular primera parte).

Os recordamos que la agrupación presentará el disco en Madrid y Barcelona los días 16 y 17 de Junio, respectivamente.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: