Tipper – Broken Soul Jamboree: puede que el sentido de la vida sea… desayunar

10 04 2011

Su nombre real es Dave Tipper, y es un compositor, productor y Dj británico (asentado ahora en Hawai) que ha dedicado toda su vida a la música electrónica. Lleva desde su adolescencia creando Beats, y más de media existencia inmerso en el desarrollo de técnicas de producción de sonido digital; todos esos años han hecho de Tipper un sobresaliente conocedor de la electrónica, llevándole a ser actualmente uno de los grandes del género.

La figura de Tipper suena sobre todo en el ambiente BreakBeat, aunque su música tiene más indicios de Electro, Idm o Trip-hop. Sus discos y sesiones de Dj son legendarias en el circuito Underground, pasando quizás algo desapercibidas en la escena comercial. Como compositor, busca el diseño de un sonido verdaderamente vanguardista, lleno de todo lujo de retoques y pequeños detalles que lo hagan particular, trascendiendo así cualquier etiqueta.

Ahora vuelve con su obra maestra bajo el brazo: ‘Broken Soul Jamboree’ (trabajo número doce de su discografía), el cual ha tardado más de cuatro años en pulir y forjar; es el súmmum de sus creaciones. Según el multi-instrumentista, con este disco pretende llamar definitivamente la atención de las masas, y demostrar al mundo su increíble talento.

En general, el disco es una preciosa sucesión de sonidos hermosos, armonías espaciales y ritmos flamantes. ¡La ecualización del sonido es tan perfecta que asusta! Los elementos básicos van desde el Ambient o el Hip-hop, hasta el Downtempo o el Idm.

La primera canción, ‘Big Question Small Head’, abre camino a la imaginación con un sonido tribal y enérgico. El ritmo se pega a la cabeza pronto: timbales, batería, incluso palmas forman parte de la genialidad del artista. No cojea nada, ni carece de ninguna pieza. La música parece surgir de una jungla exótica, futurista, donde la atmósfera es envolvente, donde el sonido es capaz de excitarnos por su calidad y creatividad.

El segundo tema, ‘Cuckoo’, nos arropa calurosamente desde el comienzo. El ritmo líquido, dulce, se convierte en la mano que mece la cuna. A medida que los segundos pasan, la nana nos reconforta, nos sentimos pequeños, cucos. Esos paisajes sonoros reflejan casi siempre escenas placenteras. Hasta ahora, el Ambient tiene tomada las bases del sonido.

El viaje prosigue, y uno se topa con ‘Class 5 Roaming Vapour’, donde Tipper explota el Downtempo llegando incluso a un Trip-hop de película. Las capas espaciales se repiten en ‘Brocken Spectre’, aunque aquí quizás destaque más el auge percusivo. ¿Qué sensaciones tenemos? ¡joder esto es puro gusto!

Con ‘Dead Soon’ Tipper muestra su sonido más cinematográfico, más apaciguado, aunque no por ello aburrido; el cante de los pájaros (el graznido del pavo real en particular me hizo gracia), la guitarra, los triángulos, el Hip-hop, etc., ¡vaya combinación señores! Hay otras canciones, como por ejemplo ‘Herriot Method’, donde también destaca esta sonoridad pacífica, cinematográfica. ‘Broken Soul Jamboree’ avanza y nosotros crecemos al paso de sus temas; el final me parece alegre, lleno de armonías infinitas, donde destacan ‘Neuron Huskie’ y ‘Tit For Tat’, abarrotados de escapes de Idm, y mucho, mucho Hip-hop.

La gama de instrumentos es bestial: encontramos sonidos orgánicos, sintetizadores, instrumentos acústicos, efectos “Clicks and Cuts”, tablas de percusiones, etc., así hasta un sin fin de ondas elásticas. ¡Qué va a haber barreras!, ¡esto es como la olla de Panoramix!, donde los ingredientes se mezclan sin complejos (y con una aplastante sutilidad). Emotividad, emotividad por todos lados. Y aunque a veces parezca (quizás) que la sonoridad empalaga, los prácticos cambios de ambiente y ritmo mitigan tal duda.

Un detalle que me llama la atención del disco, y que vale la pena citar, es el hecho de que en la mayoría de sus temas Tipper siempre parece buscar el clímax, el orgasmo sonoro que en realidad nunca se atrapa, que se esquiva. De ahí deduje la continúa tensión que porta el disco. Para mi, la verdadera joya de este trabajo es su sencillez. ¡Cómo leches se puede obtener tal simpleza de tan bruta complejidad! ¡Es un arte para mentes pacientes (y también retorcidas) que nace en lejanas lunas interestelares!

‘Broken Soul Jamboree’ logra que disfrute más lo cotidiano, que me pregunte sobre el sentido del día a día, o de la vida. Obras de música como ésta son el gusto de vivir: producen felicidad. Puede que todo sea así de fácil, natural, puede que el sentido de la vida sea… desayunar. Tipper ha encontrado su sitio en la historia: el hall of fame de los mejores productores de electrónica de todos los tiempos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: