The Strokes – Angles: ¿Con qué lado te quedas?

23 03 2011

AEscribíamos y ensayábamos las canciones sólo nosotros cuatro (Fraiture, el guitarrista Albert Hammond y Nick Valensi y el baterista Fabrizio Moretti). Después le mandábamos los demos a Julian. Había mucha ida y vuelta. Aunque también había mucha tensión. No sé si Julian tenía algún problema en trabajar con nosotros o no…seguramente había muchas cosas pasando por su cabeza.”

Nikolai Fraiture en una entrevista a Spin Magazine

Cinco años después de First Impressions of Earth (2006, RCA) una de las bandas más importantes para toda una generación vuelve al mercado discográfico con Angles (2011, RCA / Rough Trade), un disco en el que el quinteto neoyorquino explora nuevos sonidos y nuevos ángulos, de ahí el título del disco, con los que los miembros de la banda se han sentido identificados. Después del tercer álbum, algunos miembros de la banda se embarcaron en proyectos en solitario para dar rienda suelta a su creatividad. El primero en intentarlo fue Albert Hammond Jr con el interesante Yours To Keep (2006, Rough Trade) y el último Julian Casablancas con el prescindible Phrazes for the Young (2009, Rough Trade). En estos trabajos en solitario Albert tiraba más hacia el indie y Julian hacia la electrónica, intentando distanciarse del sonido más característico de la banda madre. Así The Strokes llegaban a la creación de Angles con alguna que otra diferencia creativa pero con muchas ideas en la cabeza. Algunas han sido acertadas, otras no tanto.

Este cuarto disco, a pesar de que la banda asegura que es una vuelta a los origenes, suena un poquito menos al revival del garage y un poquito más a la new wave ochentera. Uno escucha los agudos de Casablancas y es complicado que su voz no recuerde a la de Benjamin Orr de The Cars, por ejemplo. aunque lo cierto es que han jugado con muchos estilos diferentes. También ha sido así en términos de producción, inspirados por las últimas técnicas de MGMT o Crystal Castles.

El disco queda dividido en diez canciones, lo cual es de agradecer teniendo en cuenta lo anodina que resultaba una escucha completa del tercer disco. El comienzo con “Machu Picchu” puede resultar desconcertante. Una percusión más relajada impropia del garage y un tratamiento de la voz algo distorsionado. La canción funciona, sobre todo en la parte final, aunque de la sensación de ser una demostración de habilidades más que otra cosa. Enseguida llegamos al primer single lanzado por la banda, “Under Cover of Darkness”, que salvo por la voz, algo más aflautada de lo normal, sigue el mismo patrón que en anteriores ocasiones. Riffs sin demasiadas complicaciones, guitarras con sonidos agudos y un ritmo propio de un reloj suizo. En “Two Kinds of Happiness” tenemos un riff sensacional a mitad de la canción pero poco más, se queda en un buen intento, pero sólo eso. Olvidable cuanto menos lo que han hecho en “You Are So Right”, coros con clara inspiración en Radiohead, y una base rítmica que no pega ni con cola con la banda. Intentan solucionarlo al final, pero es demasiado tarde. Afortunadamente la cosa mejora a partir de aquí.

“Taken for a Fool” suena a los primeros Strokes, un estribillo claro y adictivo y alguna que otra guitarra afilada para realzar el conjunto. “Games”, aunque pueda engañar en un principio por su comienzo, enseguida cambia y nos ofrece una producción muy acertada inspirada en los 80, sobre todo en la percusión y el bajo. Atentos a la parte final, porque es de traca. Tras una aburridísima “Call Me Back” llegamos a “Gratisfaction”, en la que la banda parece haber sido abducida por The Beatles y entrega una canción de ritmo marcadísimo, con guitarras sencillas y algún que otro coro. Como anécdota lo cierto es que funciona muy bien. El disco cierra con “Metabolism”, que recuerda a las canciones del tercer álbum, en el que la banda ya no sabía cómo darle más vueltas al mismo sonido y “Life Is Simple in the Moonlight”, una canción decente pero por debajo del nivel al que hemos visto a esta banda en anteriores ocasiones.

Es innegable que ha habido un intento y un compromismo por crear un álbum fiel a lo que la banda ha experimentado en estos últimos años, pero el resultado deviene en algo agridulce en su conjunto, con momentos de demasiada experimentación y alguna que otra canción para el olvido. No sabemos hasta qué punto el clima de tensión del que habla Fraiture en la cita de arriba habrá influenciado en el resultado final de un álbum que se ha demorado más de lo que se esperaba, pero no guardo muchas esperanzas en un nuevo trabajo discográfico, pues parece que las diferencias creativas se van volviendo poco a poco en algo insalvable.


Acciones

Information

10 responses

23 03 2011
Recycling Panda

Felicidades por la reseña Raúl, da gusto leerte.

Personalmentre el disco me ha gustado, pero como muchos otros trabajos que podemos escuchar en un par de días cae en el olvido y estoy seguro de que si este álbum fuese firmado por cualquier grupo al que nadie conoce todos pasaríamos de ellos, pero claro, son The Strokes, ese grupo que lleva diez años viviendo de las rentas de una obra maestra.

23 03 2011
lologoza

Yo en este aspecto pienso al revés. Si este disco lo hubiera hecho una banda desconocida, lo estaríamos alabando y hablando de nuevo hype. Pero como lo ha sacado The Strokes…

23 03 2011
bobbyrto

No es tan desastre como parece en una primera escucha (cuando llegué a “You Are So Right” casi quito el disco, que cosa más horrible) pero es muy mediocre. Tiene como mucho 2 o 3 “temazos” (si es que “Taken for a Fool”, “Life is Simple…” y “Undercover…” se pueden considerar como tal) y eso es un bagaje muy pobre para un disco de The Strokes.
Lo comentas al final, si a Julian o alguno de los otros miembros le hubiera ido bien la carrera en solitario pienso que The Strokes no existirían. Toca aguantarse, pero no sé si lo harán por mucho tiempo…

23 03 2011
Doctor Nick

3 escuchas y a la papelera de reciclaje.

23 03 2011
kiebra

Te has dejado el disco del batería, Little Joy, a mi me encantó!

No sé, el disco en general no es ninguna genialidad, pero tiene unos cuantos temazos, poco para ser los Strokes quizá, pero a mi en líneas generales me ha gustado.

23 03 2011
Recycling Panda

El de Little Joy mola y el de Nickel Eye (el bajista), tampoco es desatinado🙂

23 03 2011
kiebra

Ese no lo llegué a escuchar creo :S

23 03 2011
Raúl

También me he dejado el segundo de Albert. Solo nombro al primero y luego al ultimo en intentarlo de la banda.

23 03 2011
kiebra

Ahmms, ok!

24 03 2011
Rakel

A mí no me ha disgustado del todo, pero tampoco soy imparcial, porque soy admiradora de los Strokes desde que estaba en el instituto. Yo creo que este disco está por encima de “First Impressions of Earth”, pero aún sigue teniendo un nivel muy muy por debajo de “Is this it”, su gran obra maestra y por la que serán recordados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: