Oldies On The Flame: Inventando el rock and roll – 10 canciones seminales e imprescindibles (I)

5 03 2011

La máquina de viajes en el tiempo (pretérito) se programa en esta ocasión para visitar los orígenes del rock and roll. Y aunque pueda parecer recurrente, aunque se hayan escrito enciclopedias enteras sobre el tema, siempre es un placer viajar al principio de todo. Ahí están los pioneros, los indestructibles, los reyes de un cambio que removió los cimientos de la música y también de la sociedad de sus tiempos. El rock and roll, maldito y políticamente incorrecto durante años, hizo ver el mundo de otra manera, abrió muchos candados y rompió muchas cadenas. He aquí un homenaje a sus inventores, resumido en diez canciones que marcaron el antes y el después. Diez canciones simbólicas e imprescindibles a las que nunca se dejará de rendir tributo. Vamos con la primera tanda.

Louis Jordan & His Timpany FiveChoo Choo Ch´Boogie” (1946)

En la figura del gran Louis Jordan confluyen de forma mágica aquel antes y ese después, el espíritu del jazz, el R&B y el incipiente rock and roll. Muchos entendidos lo consideran precursor único, aventajado y sutil del rock. “Choo Choo Ch´Boogie” es un expresivo ejemplo de esa mezcla, el comienzo de una inflexión conceptual que no estallaría en su esplendor hasta la década  siguiente.

Fats DominoAin´t That A Shame” (1955)

Grabada para el catálogo de Imperial Records, “Ain´t That A Shame” fue uno de los mayores éxitos de Fats Domino. Otro paso hacia delante en el amanecer del rock, un rayo de sol emergiendo en el vasto horizonte del jazz y el R&B. El entrañable y singular pianista encabezó la revolución de los sonidos de Nueva Orleans en los años 50, convirtiéndose en el artista de color con más discos vendidos en la década.

Bo DiddleyBo Diddley” (1955)

Si ha habido un músico verdaderamente influyente en la transición del blues al  rock, ese es Bo Diddley. Se dice que en el mundo del rock Elvis es el rey, Chuck Berry el poeta y Bo Diddley el arquitecto. De esto último no hay duda. Sus ritmos beat de guitarra, genialmente inmortalizados en esta canción, marcaron  el devenir de un estilo particular que aporta al rock su lado más excitante, físico y pegadizo.

Bill Haley And His CometsRock Around The Clock” (1955)

Aunque en los anales haya otros músicos que le hayan robado la cartera, Bill Haley fue uno de los primeros padres del rock and roll. La masiva aceptación de su propuesta, una suerte de evolución radical desde el country y el R&B, le aportó un éxito incontestable en la década de los 50, siendo uno de los artistas más rifados por los grandes sellos discográficos. Su versión de “Rock Around The Clock” (Jimmy Myers-Max Freeman) es todo un símbolo del género.

Elvis PresleyHound Dog” (1956)

De las dotes y el embrujo de Elvis no vamos a ponernos a hablar a estas alturas. Aunque a fuer de ser justos, no fue el único rey del rock. Tan solo uno de los reyes blancos del rock. Compuesta por el tándem productor de éxitos Jerry Leiber y Mike Stoller, “Hound Dog” fue una de las canciones icónicas del icono ya en el seno de la RCA-Victor, tras volar del nido de Sun Records y alcanzar un estrellato que dura hasta hoy y para siempre.

¿Queréis conocer más?. Pues pendiente queda la segunda parte con otros cinco monstruos del rock and roll. Mientras tanto podéis ir haciendo quinielas.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: