The Low Anthem – Smart Flesh: Lastrados en la parte central

21 02 2011

Llevamos unas temporadas en las que los grupos ruidosos están haciendo que proyectos de corte más clásico se estén quedando un poco rezagados y que sus aventuras pasen al olvido de forma veloz y precipitada debido a la multitud de proyectos diferentes que podemos escuchar en muy poco tiempo olvidando lo que en su momento fueron nuestras raíces, de esa forma paso inadvertido el anterior trabajo de estos chicos.

The Low Anthem comenzó siendo el proyecto personal de Ben Knox Miller y con el paso de los años se ha ido subiendo gente al carro y ahora mismo son un cuarteto bastante bien avenido.

Muchos de vosotros seguramente no conocerá a este grupo, pero la realidad es que hace un par de veranos consiguieron publicar uno de los compactos más jugosos de la temporada, Oh My God, Charlie Darwin, en el que la americana, el folk rock y sonidos de corte más clásico se unían para sacar adelante una obra que consiguió engancharme rápidamente. Ahora vuelven con Smart Flesh, un disco menos variado, más accesible e inferior al anterior sobretodo lastrado por su insustancial parte central.

La nueva referencia del grupo de Rhode Island se abre fuerte, de forma inconmensurable gracias a un buen trío de ases que quizás gasten de forma un tanto apresurada, ”Ghost Woman Blues”, ”Aphotecary Love” y ”Boeing 737”. Las dos primeras son cortes clásicos, de aire sureño y que brillan con facilidad y la tercera es un auténtico temazo, desde que se inicia suena rabiosa, pega con fuerza, con la misma fuerza con la que Miller encara cada estrofa, dejando una de los temas gordos del álbum. Tras ella llega ”Love and Altar” un imcomprensible frenazo tras la fuerza del anterior corte, en esta pieza y en las dos siguiente se muestra de nuevo el lado más intimista de la agrupación y pese a ser temas interesantes (en especial el segundo), no comprendo a que se debe pasar de un sonido rockero a la mayor de las tranquilidades e inclusive interpretar un anodino tema instrumental que únicamente sirve para rellenar.

Tras pasar por la parte central con más pena que gloria, con ”Burn” intentan retomar posiciones, pero nada, se queda en un buen intento que no consigue colmar mis expectativas.
Cuando pensaba que todo estaba perdido una luz aparece y me hace volver a creer, ”Hey, All You Hippies” es un tema de folk rock con el que consiguen despertar del letargo en el que estaban sumidos desde el cuarto tema y entregan otra de las grandes piezas del álbum gracias a la vena más animada de la banda. Esos ánimos hacen que el disco se cierre de forma agradable y sosegada con ”I’ll Take Out Your Ashes” y ”Golden Cattle”, que sirven para dejar buenas sensaciones en un álbum con un gran inicio y un buen final, pero con una parte central que tira por tierra el buen trabajo realizado en el resto.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

21 02 2011
Mary

Como buena “countrista” y “folkista” que soy no podía dejar de escucharlos, pero este álbum me ha aburrido un pelín… a ver si en la segunda escucha la opinión cambia.

21 02 2011
Charli

yo soy un ferviente seguido de este grupo, y un disco como este no me esperaba de ellos..muy flojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: