Cut Copy – Zonoscope: El verano empieza en febrero

21 02 2011

Los pinchadiscos de todo el mundo están de enhorabuena, ya que tres años después de la publicación de la magnífica obra de electropop que es “In Ghost Colours”, que les hizo llegar al gran público y alzarse como unos de los grandes triunfadores del 2008, vuelve el trío australiano Cut Copy, con la publicación de su nuevo trabajo largo titulado “Zonoscope”, que entra directamente por los ojos con la tremenda portada obra del artista gráfico japonés Tsunehisa Kimura.

Enfrentarse al tercer disco siempre es una reválida importante para cualquier grupo, y sobre todo cuando viene precedido de su mejor disco publicado que les aupó a la popularidad. Con este nuevo trabajo, los australianos, sin llegar al nivel de brillantez del anterior, pasan el corte y se confirman como uno de los referentes en el panorama electropop, dejando atrás la sombra del siempre temido apelativo de “hype”. Para lograr esto han contado con el apoyo en la producción Ben Allen, culpable del sonido de otros grandes discos como “Merriweather Post Pavilion” (Animal Collective).

Es de agradecer la publicación de este tipo de discos en pleno invierno, ya que posiblemente su estación natural fuera el verano, lo que hace que con una sola escucha viajemos mentalmente unos meses adelante en el calendario, a la época por excelencia de los festivales de música, de playa, y de cerveza con limón o tinto de verano bajo un sol abrasador.

Musicalmente, el disco sigue la línea de los dos anteriores, aunque quizás no sea tan inmediato en términos de hits como “In Ghost Colours”. El inicio es demoledor, encadenando temas rompepistas en los que mandan los sintetizadores, la luminosidad y los coros en falsete, como “Need you know” (en la que Cut Copy recuerdan a sus paisanos Midnight Juggernauts); la pegadiza y estival “Take me over”; la psicodélica “Where I’m going”, en la que dejan aparcados durante un rato los componentes electrónicos de sus melodías; o la genial “Pharaohs & Pyramids” que tontea con el deep house.

A partir de ahí, “Zonoscope” ya te ha atrapado en su red de beats, optimismo y baile, que se extiende hasta sobrepasar la hora de duración, finalizando con el atrevido experimento de “Sun God” (corte de 15 minutos de duración).

En resumen, un buen disco, que pese no llegar al nivel de su predecesor, cumple con nota y demuestra que Australia es uno de los países en los que esta volviendo a florecer con más fuerza ese sonido electropop que tanto nos hace incendiar nuestros pies.

Anuncios

Acciones

Information

One response

21 02 2011
logann

Muy de acuerdo con lo de que es un disco tipico de verano, y seguro que funciona genial en esa epoca del año. Tiene muchisimos temazos a destacar, y para mi estara entre lo mejor del año 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: