Entrevista con Antonio Luque (Sr.Chinarro) (I)

20 02 2011

Desde que en 1994 publicase su álbum homónimo, Antonio Luque no ha dejado de publicar material de forma constante y en la mayoría de casos magnífico, convirtiéndose en uno de los pesos pesados de la música española de las dos últimas décadas y con el mérito añadido de mantenerse en la cresta de la ola, claro… nosotros tuvimos la suerte de poder hablar con él el miércoles durante algo más de media hora en la que pudimos repasar lo que ha sido Chinarro durante este tiempo, de su nuevo disco, de su experiencia en el mundo literario, de la ley Sinde, de lo que piensa hacer en su próximo concierto en Madrid entre otras cosas.

Queremos darle gracias a Antonio Luque por el trato recibido, a la gente de Mushroom por no poner ningún tipo de trabas y a Promociones Sin Fronteras por ponernos en contacto. La entrevista está dividida en dos partes para facilitar la lectura, pronto publicaremos la segunda parte. Empezamos:

La primera pregunta es referente al concierto que darás el próximo día 25 en la sala Rock Kitchen junto a Javier Corcobado. ¿Qué significa para ti tocar con otro de los veteranos del panorama independiente nacional?

A Javier le escuchaba en la radio de unos chavales del pueblo donde descubrí la mayoría de grupos que hicieron que me dedicase a la música. Me sorprendía, eran unos sonidos impactantes, bastante raros y… me alegro por mí, porque yo también tengo una edad y tiene mérito; no era fácil sacar un disco, una gira… todo lleva un tiempo. Ambos tenemos la suerte de perdurar. Ahora es relativamente mas fácil (difícil sigue siendo, tiene su mérito) poder sacar un disco y hacer una gira.

Mi relación con Javier nació un día, hace tiempo. Javier se acercó a un concierto de Chinarro, lo cual me sorprendió, me dio algún consejo y, otra vez, que fue a Sevilla a tocar, me llamó su manager para invitarme al concierto. Me quedé aun más sorprendido porque no era normal, para mí sigue sin serlo.

¿Qué podremos escuchar en ese concierto acústico? ¿Sonará algo de tu próximo álbum?

Esa es la idea, sí. Voy a adelantar algo, aunque me hubiese gustado que fuese con la banda. Voy a ir con mi guitarra y voy a mostrar las canciones más desnudas, ya que el disco tiene muchos arreglos y mucha instrumentación. Espero que sea muy chulo.

¿Por qué “Chinarro Presidente”? ¿Cómo es que has cambiado en varias ocasiones el nombre del disco? Tenemos entendido que la primera idea era que se llamase “Impresionantes las vistas a un pantano”, luego lo cambiaste por “Timbres de un castillo” y ahora este. ¿Será el nombre definitivo?

Sí, es el definitivo porque es el que ha gustado más al sello. Cambiarle el nombre a los discos es lo que más me gusta de esto del “artisteo”. Puedes ponerle nombre a las cosas pero es que, en realidad, el arte no tiene nombre, ni es nada. Nunca podrás ponerle un nombre para acudir a él y tener la fantasía compartida de que está ahí. Lo que decía… lo que más me divierte es cambiar nombres. Pero claro de repente se enteran de ”Sr. Presidente” y dicen, “este nos quiere putear, como ahora nos preocupan los políticos”. Que son muy malos y todo eso, y nadie se da cuenta de que los que hemos sido malos hemos sido nosotros ¿no? Por nuestra manera de vivir estúpida y consumista. ”Impresionantes las vistas a un pantano “era un título irónico porque el disco tuvo que haber salido en 2008. En 2009 empezamos a ensayar para sacar uno nuevo, pero lo cierto es que no cuajaba nada. Entonces decidí escribir una novela e hice un grupo en Málaga con músicos de aquí repescando canciones de los 90.

Después de aquella parada en el pantano volví a Sevilla con canciones mejores y salió el disco. Entonces me di cuenta de que el problema era que las primeras canciones que había hecho eran malas, malas. Luego hay gente que dice: ”Coño, pues ”Jaleo Real” o “La Mujer del Siglo XX” a mí me molaban” Pues sí. No digo que no hubiese sido un disco bueno también aquel del pantano ¿no? En verdad se puede hacer un disco al año, como hacía cuando no giraba ni nada, cuando lo único que hacía era currar en mis trabajos normales, componer, ir al estudio, grabar rapidito… Al final se puede hacer un disco al año y todos tendrían su punto. Pero más vale esperar porque a estas alturas de la movida un fallo se paga caro.

¿La línea de tu trabajo sigue manteniendo la luminosidad en la que andas metido desde El Ventrílocuo de Sí Mismo?

Bueno (risas) tiene una parte así más plana, empieza muy fuerte y muy alegre, una parte de recesión, es como un antítesis en sí mismo (risas) no te quiero aburrir…

¿Te sientes satisfecho con el resultado final entonces?

Sí, sobre todo porque, cuando llegó la primera masterización del disco, pensaba que era… no sé, de otra manera, había una cosa que no me acababa de gustar. La parte compositiva también había sido muy dura, sí, pero no estaba contento con la post-producción. Y, ahora que hemos vuelto a remezclar, es una cosa impresionante.

¿Echando la vista atrás, como recuerdas tus primeros discos?

Bueno, me da rabia no haberme dedicado profesionalmente antes, estuve mucho tiempo trabajando en otras cosas, pero era una tontería, al final las bandas se acaban separando, y si alguno tenía el derecho a ser un profesional era yo, que era el que, por lo menos, componía.

No se vive dos veces y no se puede rectificar el pasado, pero yo, ya por entonces, e igual que ahora, hago todo lo que puedo para estar ahí. Me da rabia no haberlo hecho en aquellos años, al igual que los otros grupos de la época de los 90 se llevaron su parte y, sin embargo, la mía estaba ahí tirada. Muchas veces se me olvidada cobrar los royalties porque no se lo pedía al sello, y el sello por supuesto se callaba, hasta tal punto llegaba la desidia que lo único que hacía era grabar discos y llegaba a olvidar pedir mi parte, era una cosa… ¡era un abandono total!. Nos entraba la risa porque era casi como tener problemas mentales, ¿Quién es tan abandonado de sus cosas?.

Pero bueno, haciendo un balance en mitad de mi vida musical, lo que veo es que los discos tienen su valor, si no lo tuvieran no estarían en las tiendas. Hay muchos discos de grupos que salen ahora , la mayoría de los discos de hecho, a los que les da igual la industria y, sin embargo, les ponen un falso nombre, de falso sello discográfico, y sus discos al final no están nunca en las tiendas.

¿Ahora resultas más accesible?

Las letras se entienden más y la música está más trabajada, entonces es más fácil y agradable para los oídos de los demás, para expresar ideas. Pese a que sea un topicazo, es como un diamante en bruto y uno tallado. El tallado brilla y el bruto… (risas) ¡pues igual te crees que es una piedra del río!

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

21 02 2011
Abril, el mes Chinarro « My Feet In Flames

[…] últimos días no paramos de hablar de Antonio Luque pero es que entre la entrevista de la que ayer publicábamos la primera parte (durante el día de hoy sacaremos la segunda) y la publicación de su nuevo […]

26 02 2011
Sr. Chinarro + Javier Corcobado (Sala Rock Kitchen, Madrid) « My Feet In Flames

[…] torno a las 21:00 saltaba al escenario un Antonio Luque (al que os recordamos que entrevistamos hace una semana) que parecía Tom Hanks en Náufrago. Pelo largo, barba de igual medida y la única compañía de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: