Black Swan, creando un cisne

20 02 2011

Además de sus nominaciones a mejor director, actriz y película, deberíamos pararnos a apreciar el acojonante trabajo de efectos especiales que se ha marcado Dan Schrecker, supervisor de efectos visuales de Aronofsky, en Black Swan. Aprovechando su estreno en nuestro país el pasado viernes, voy a contaros cómo funciona la creación de este tipo de trucos, porque Natalie Portman está magnífica, pero las alas no crecen solas…

Sí, después del salto hablaremos de la escena de sexo entre Portman y Kunis. O no, pero seguro que ahora pincháis.

Algunos son los típicos efectos de doble cámara con dos filmaciones separadas para poner otra imagen en el espejo, y por otro lado tenemos el CGI en planos 3D para momentos puntuales como el brote de plumas negras y la metamorfosis casi Kafkiana de Portman. Se querían unos efectos muy sutiles, prácticamente invisibles, para que la trama mantuviera su protagonismo. Para la escena en la que Nina baila una de las danzas más difíciles, se hicieron con el esqueleto de un cisne, lo digitalizaron y crearon un espacio 3D para la transición del esqueleto humano al del cisne, de forma que la estructura del brazo humano conectara perfectamente con el ala del cisne. Además, para darle al personaje más atributos del animal, alargaron ligeramente el cuello de Natalie Portman.

Los puntos fueron oscurecidos en Photoshop para crear las plumas negras, se les añadió aspereza y se produjeron 46 texturas diferentes de plumas, creando miles de capas individuales para conseguir el efecto. Para hacer crecer las plumas, animaron mapas en blanco y negro mediante After Effects y generaron secuencias de imágenes en baja resolución, que podrían ser importadas y así poder trabajar con las escalas y las rotaciones. Animar las plumas ha sido cosa de keyframes (algo que conocemos muy bien en nuestra carrera universitaria. Compañeros, si me estáis leyendo, matadme).

Además de la escena de las alas, hay algún que otro detalle de efectos en el resto de la película, como las lentes de contacto que usaron para los ojos ensangrentados de Portman, o el tatuaje de Lily (Mila Kunis), que se aprecia perfectamente en la escena de sexo (podemos todos babear tranquilos, sin presión) y cambia de forma: comienza siendo una flor y terminan formándose unas alas. También recordaréis la escena en la que a Nina empieza a volverse paranoica y cruza una habitación llena de cuadros hechos por su madre que empiezan a hablarle y para la que coleccionaron una serie de formas de bocas y ojos que más tarde animaron.

Con este vídeo lo veréis todo mejor:

Como Bonus Track, el escenón con The Chemical Brothers:

Y digo yo, ¿por qué leches no está nominada Black Swan a efectos especiales y sí la HIPERSATURADA Alicia en el país de las maravillas? ¿Es que un trabajo de efectos especiales tiene que ser tan explícito para ser bueno?

Anuncios

Acciones

Information

One response

20 02 2011
Bruno Louviers

¿La escena lésbica no tiene efectos especiales más allá de lo del tatuaje? xD BIBAN LOS KEYFRAMES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: