Oldies On The Flame: Universo Manfred Mann

19 02 2011

El Oldies en esta ocasión sigue enclavado en los años 60. Pero esta vez no va de psicodelia. Va de rhythm and blues, soul, rock and roll y otras cuantas cosas más. Va de una banda constituida alrededor de la lúcida mente del teclista sudafricano Manfred Lubowitz, más conocido como Manfred Mann. Aunque en la época se vieran coartados por la sombra titánica de The Animals, The Beatles, The Yardbirds o The Rolling Stones, su presencia en cualquier recopilación de pop-rock o R&B de la década es un hecho consumado. Y merece la pena dedicarles un rato, pues su música no requiere instrucción previa ni excesiva concentración. Entra sola, como un trago de agua después de correr diez kilómetros.

Ante discografías como esta -desconcentradas y difusas-, la solución más factible es hincar el diente a los grandes éxitos. De Manfred Mann hay antologías varias, ninguna exenta de sus canciones más celebradas ni de su exquisito gusto y sensibilidad a la hora de redimir glorias ajenas. Pues ellos también se subieron al carro de las versiones, como todo hijo de vecino en los sesenta. Y no solo eso: sacaron del ostracismo muchas grandes canciones que de no haber sido por ellos hubieran fenecido en el injusto olvido. Así, en ninguna recopilación que se precie podrían faltar las archiconocidas “Do Wah Diddy Diddy” y “Sha La La”, las bulliciosas “5-4-3-2-1” y “Hubble Bubble (Toil and Trouble)”, las sugerentes “Oh No, Not My Baby” y “Pretty Flamingo”, maravillas soul como “You Gave Me Somebody To Love” o alguna de sus más logradas revisiones de blues, como “Got My Mojo Working” (Preston Foster), “I Put a Spell on You” (Screamin’ Jay Hawkins) o “Smokestack Lightning” (Howlin´ Wolf).

La historia de Manfred Mann se asemeja a una montaña rusa de idas y venidas, incluidas las de Jack Bruce, que desertó finalmente para unirse a Cream. Cambios constantes en su formación desde su nacimiento en Londres en el 62 (con el nombre inicial de Mann Hugg Blues Brothers, en honor a sus fundadores Manfred Mann y Mike Huggs), y dos etapas marcadas por la personalidad de su vocalista-armonicista: la etapa Paul Jones y la etapa Mike D´Abo. De la primera datan sus éxitos cenitales, amén de otras versiones que, como “If You Gotta Go, Go Now” o “Come Tomorrow”, alcanzaban el top 5 en el Reino Unido. La arrolladora efectividad de Jones (potente voz unida a magnetismo interpretativo) fue difícilmente superada por su sucesor, aunque a D´Abo tampoco le faltaban recursos. En esta segunda etapa se alejan del blues para abrazar melodías luminosas, y alumbran las nada desechables “Pretty Flamingo”, “Fox on The Run”, “Semi-Detached, Suburban Mr. James” o “Ragamuffin´ Man”. Y en este segundo periplo deciden seguir apostando por otro caballo ganador, ese majestuoso e intratable pura sangre llamado Bob Dylan. “Just Like a Woman” y “Mighty Queen” se convirtieron en dos de sus singles más exitosos en el 66 y el 68 respectivamente.

Y, de forma resumida, este sería el retrato del universo Manfred Mann. Para los que no se conformen con lo puesto y quieran profundizar todavía más en él, tres compilaciones absolutamente recomendables:

The Very Best of Manfred Mann” (93, Mercury)

Manfred Mann: The Story” (2000, EMI Music)

Hit Man! The Essential Singles 1963-1969” (2008, Raven)

Y por supuesto y para ilustrar, ahí va un video de cada etapa: elijan su favorita.

Anuncios

Acciones

Information

One response

19 02 2011
bobbyrto

Bien, bien! Vaya ritmazo se gastan, me encantan.

Muchas gracias Mary! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: