Mañana + Mittens (sala el Sol, Madrid)

19 02 2011


Nos la prometíamos felices los que asistimos a la mítica sala El Sol en el día de ayer. Allí se daban cita dos agrupaciones nóveles que la temporada pasada publicaban sendos debut y que en disco nos habían dejado grandes sensaciones.

El fuego lo abrían el quinteto sevillano Mañana, que presentaba su álbum “A ver quien llega antes al fin”, el que consiguiese colarse en nuestro TOP 20 de álbums nacionales, por lo que las ganas de ver que eran capaces de hacer en directo eran muchas.
A eso de las 22:40 saltaba al escenario Cristóbal Colom para dar inicio al concierto. Arranco en solitario con su guitarra interpretando “Tu cara” a la que, poco a poco, se fueron añadiendo el resto de integrantes. Con el paso de los minutos fueron cayendo algunos de los temas más golosos de su compacto, “Si esperas a Godot”, “De costa a costa”, o “Funeral”. Fueron pasando entre el mal sonido que tuvieron ayer los andaluces y la descompensada voz de un Colom, que ayer no tuvo su noche.
Las canciones de su ópera prima se mezclaban con alguna pieza nueva y seguían sin convencer, lo más destacado llegaría al final (no porque se acabase, no soy tan malo) con dos de sus mejores temas, “El momento en que perdí” y “Rio abajo”, dejando un mejor sabor de boca en un concierto cuanto menos irregular.

Después de unos minutos de descanso, cambios de instrumentos sobre el escenario y con un público espectante, saltaban al mismo Mittens, encabezado por Guille Farré (Wild Honey).
Los madrileños con un look muy sesentero fueron desgranando su Deer Park Mirage y en unos 45 minutos acabarían ventilándoselo.

Las maniobras se iniciaban con “Our last party” con Anita cantando y Farré añadiendo la segunda voz, dejando muy buenas sensaciones. “Japp a cakes” fue la siguiente en sonar, con unas palmadas de Guille y el teclista que mezcladas con la dulce voz de Anita, conseguían llevarte a un chiringuito playero con más de una decena de grados de los que ayer teníamos en Madrid.
Las palmaditas seguían sonando en dos de las que fueron mis favoritas, “Marpleheap” y “Swimmers”, los minutos iban pasando y nos adentrábamos en los últimos instantes; unos momentos finales en los que la música soleada y dulce que practican consiguió conquistarme con cortes como “Toxic black mold”, “Stuck in champagne jelly” y, cerraron el concierto con el tema que da nombre al álbum “Deer Park Mirage”.
Pero claro, un concierto sin bises no es un concierto, y los madrileños saltaron de nuevo al escenario, para interpretar dos canciones que no conocía, y en la que en una de ellas el batería (muy activo durante toda la noche) protagonizaría la anécdota de la noche al romper su baqueta.

Buen concierto el de Mittens que consiguió endulzar una noche que había comenzado de forma amarga con Mañana.



Galería

Anuncios

Acciones

Information

One response

20 02 2011
Juan

¿Forma amarga con Mañana? Creo que no estuvimos en el mismo concierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: