La electrónica se lleva (incluso en el cine)

20 01 2011

Está claro que se lleva la inmersión de la música electrónica en el terreno cinematográfico, y a las pruebas me remito con la banda sonora de Tron por Daft Punk o la confirmación de Dan Deacon para lo nuevo de Coppola. Pero esto no es nada nuevo, pues la cosa se remonta a 1956 con Planeta Prohibido, la primera banda sonora enteramente electrónica. Desde Blade Runner hasta Trainspotting, vamos a tener un paseo rápido con una pequeña selección y a ritmo de música de cine.

The Dust Brothers – Fight Club

Este dúo se encontraba detrás de discos tan legendarios como el ‘Paul’s Boutique‘ de los Beastie Boys o el ‘Odelay‘ de Beck, y para esta banda sonora se mantuvieron en la sombra, creando un acompañamiento oscuro para la visión del mundo de Tyler Durden.

John Williams – Close Encounters of the Third Kind

La melodía de cinco notas más famosa de la historia, en la que John Williams usó un sintetizador para crear los tonos análogos usados para comunicarse con el ‘mother ship‘. Tan icónica que Daft Punk la usaba para abrir sus shows en directo.

Various Artists – Pi

Para esta peliculaza, Aronofsky también contó con gente como Aphex Twin o Massive Attack, además de su compositor fetiche, Clint Mansell, que volvería a repetir con esos toques electrónicos en Réquiem for a dream o Black Swan (con estreno en España el 18 de febrero).

Various Artists – Trainspotting

Esta banda sonora contiene temas de Lou Reed, Blur o Iggy Pop, pero el verdadero boom se lo llevó este Born Slippy.NUXX de Underworld.

Vangelis- Blade Runner

Una inspiración definitiva para el mundo del techno, esta banda sonora para el thriller futurista de Ridley Scott creó unas atmósferas mejor elaboradas que muchas scores actuales. No iba a ser menos con el gran Vangelis, considerado uno de los mejores compositores de la historia.

Air- The Virgin Suicides

Después de su inesperado hit Moon Safari, el dúo Air seguía con un soundtrack suave para una película cálida y a la vez dramática como Las vírgenes suicidas, obra de la Hijísima. Cerca de la perfección (la banda sonora, claro).

Mi Bonus Track personal: World’s End Girlfriend y sus melodías distorsionadas a través de sus primeros trabajos: Farewell kingdom (2001), Dreams end come true (2002), The lie lay land (2005), y sobre todo Palmless prayer / Mass murder refrain (2006), su colaboración con la banda de rock electrónico japonesa MONO, que dio lugar a uno de los discos más increíbles que se han publicado en los últimos años.

¿Vuestras favoritas?

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: