Oldies On The Flame: The Byrds y la quinta dimensión

12 12 2010

Pongámonos el mono de faena y demos un empujón hacia arriba a esta maravillosa sección. Porque el pasado está ahí, no se puede enterrar, no se puede evitar. Porque en la música, como en la vida, las enseñanzas cuentan. Y así, dando rienda suelta a la fascinación por lo añejo y a la edificante adicción retro, comienza un viaje por algunos clásicos a los que merece la pena dedicar una escucha. Viaje con punto claro de partida (The Byrds) pero itinerario y destino inciertos. Veamos hasta dónde podemos llegar.

The Byrds, previamente The Jet Set, fueron primero sucedáneo y más tarde revulsivo. Nacidos de la lengua de lava que los Beatles dejaron a su paso por los USA, llegaron a ser comparados con ellos con obsesión enfermiza. Y es un hecho que The Byrds llegaron a ser buenos cuando dejaron de parecerse a otros. “Fifth Dimension” (1966, Columbia Records) marca un antes y un después en la trayectoria de la banda. El antes del hechizo country. El después de la marcha de su hasta la fecha principal compositor, Gene Clark. Aunque el sesgo se difumina, pues pequeñas briznas de country se cuelan en temas como “Mr. Spacemen” y la figura de Clark sigue presente en los créditos de “Eight Miles High” (abandonó la banda justo tras la publicación del single) y en el portentoso solo de armónica del blues instrumental “Captain Soul”.

Pero “Fifth Dimension” también supuso un ahora: el ahora de la psicodelia germinando. Canciones como la citada “Eight Miles High” o “I See You” levantan los cimientos de una fórmula que no solo supuso música, también imagen y actitud. Por algo en muchos foros se cita éste como primer disco psicodélico de la historia. Un disco en el que Roger McGuinn y David Crosby abandonan el catecismo dylaniano para trabajar sus propias composiciones, dejando que su potencial como escritores se acerque a la superficie. Y de ahí surgen las espléndidas “Eight Miles High” (otra vez) o “5D (Fifth Dimension)”, temas que despertaron la admiración de los mejores postores, así como la susceptibilidad de aquellos que vieron en sus letras espaciales una apología de las drogas.

Y como en los sesenta no hay buen disco sin buena versión, también se guarda un espacio para la relectura de canciones ajenas. Es el caso de “Hey Joe (Where You Gonna Go)” de Billy Roberts, canción mitificada por The Jimi Hendrix Experience que gana grados y revoluciones en manos de The Byrds. Igualmente impecables resultan las visiones de “Wild Mountain Thyme” y “John Riley”, temas tradicionales a los que ya se encargó de quitar el polvo Joan Baez en su día. Y también dentro del bloque de préstamos, el poema pacifista de Nazim HikmetI Come and Stand at Every Door” queda magistralmente musicado, dando lugar a otras de las joyas balsámicas del álbum.

La discografía de The Byrds es abierta y copiosa, pero este “Fifth Dimension” quizá sea su disco estelar. Un disco que, sin premeditación, pone la primera piedra de un legado faraónico. Una nueva onda en el sonido, un forma novedosa de sustanciar las melodías. Porque aunque The Byrds avanzan hacia un territorio aún virgen, lo hacen sin perder sus atributos, sin mancillar la armonía y el poder de la Rickenbaker.

Como ilustración se añade este video promocional de la época, con la canción que otorga cumbre a un disco que, sin duda, ya forma parte de la historia.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

12 12 2010
lologoza

Muy buena recomendación mary!

12 12 2010
bobbyrto

Aquí se puede escuchar el disco para los que, como a mi, les ha picado la curiosidad:

12 12 2010
jimmybcn

¡Genial! Me encanta que, dada mi imperdonable falta de rigurosidad (y por ello pido mil perdones, pero es que estoy muy pájaro últimamente) alguien siga dándole caña a los Oldies… ¡De esta semana no pasa que vuelva a darle a las teclas!

13 12 2010
Mary

Me llena de alegría y satisfacción saber que os ha gustado. Seguiré dándole a los Oldies, pues.

13 12 2010
Javi Olímpico

Excelente analisis del disco, tan bien escrito como
el disco del que habla.

15 12 2010
Anónimo

Me encanta esta sección! me gustaría que la hicieráis más a menudo, ya que es una buena forma de rescatar clásicos a veces olvidados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: