The Walking Dead – Tell it to the Frogs (1×03): Análisis

19 11 2010

Previously…

The Walking Dead – Days Gone Bye (1×01)
The Walking Dead – Guts (1×02)

Esta semana comentamos el tercer capítulo de esta serie, por lo que nos hemos colocado en el ecuador. ¿Ya la mitad?, diréis. Y tiene toda la pinta de que nos quedaremos con ganas de más, así que en My Feet in Flames iremos pensando en otras posibles opciones que podréis barajar para calmar la ira y la soledad que os provocará este final, pues se ha confirmado que, como mínimo, hasta octubre de 2011 no tendremos la segunda temporada, que constará esta vez de trece episodios.



Tell it to the Frogs dará de qué hablar. Si bien los dos primeros capítulos han tenido una estupenda acogida, este último ha presentado mayores conflictos. Esto tenía que pasar, ya que los fans del cómic de Kirkman se habían mantenido demasiado callados y, por otra parte, los que sólo buscaban sangre y zombies están empezando a descubrir que TWD no es su serie. Para los primeros, espero alegraros si os digo que Kirkman es el autor del guión del cuarto capítulo que veremos la semana que viene; para los últimos, espero que reflexionéis sobre lo que habéis tenido la oportunidad de ver.

Mucha menos acción. Las quejas llegan a raíz de la falta de sangre de este último episodio, y yo me pregunto ¿es que lo original de TWD no es precisamente que la historia de los zombies es realmente la secundaria?. Si algo bueno tiene esta serie, a mi parecer, no es que el gore sea increíble (que también), sino que por una vez podemos ver los conflictos internos que presenta estar en una situación tan dramática. Lo queráis o no, Darabont ha conseguido varias cosas con solo dos episodios vistos hasta ahora: que odiéis a Shane y a Lori, que os planteéis cómo saldríais vosotros de un holocausto zombie, o cómo hubiérais reaccionado en la situación de Merle.
Solo por hacer al espectador plantearse este tipo de cuestiones (con DOS capítulos, señores, que parece mucho, pero no lo es), esta miniserie merece mucho respeto.

Metiéndome en el capítulo, hay dos momentos cruciales: por un lado tenemos el reencuentro entre los supervivientes de Atlanta y los del campamento; y por otro el de la resolución del conflicto de Merle que, como recordaréis, se quedó encerrado en la azotea. Narrativa y dramáticamente bestiales. Algunos pensaréis que el final es un poco obvio o quizá un poco Saw, pero volvemos a lo de antes: ¿qué haríais vosotros?.

La relación entre los protagonistas se torna elemental, y conocer la cabeza de cada personaje es primordial para sacarle jugo a esta idea tan innovadora. Tenemos zombies, tenemos una infección, y tenemos unos personajes que se relacionan y que forman una trama principal. No hablamos de ZOMBIES, hablamos de HUMANOS que sobreviven a zombies.

Una vez defendido a capa y espada el tercer episodio (se me ve mucho el plumero), y después de haber cobrado el dinero de AMC, digo… repasamos la estética, que tiene momentos muy curiosos.
Como ya os conté, el director de fotografía es David Boyd, encargado de hacer que la luz del día resulte aterradora. Seguimos con un mantenimiento estético a nivel psicológico, destacando los tonos azules, desaturando los tonos, cambiando la alineación de la cámara fuera de la línea del horizonte, con muchas diagonales y desestructurando los planos. Rodada en 16 mm., The Walking Dead aprovecha el lenguaje fílmico utilizado en las películas de terror de Romero, es decir, el efecto granulado, mucho más real y cercano, como una imagen de documental.

David Boyd fue el autor de algunos episodios de Deadwood y, como sabéis, de Firefly, y las reminiscencias al Western están más que claras. En las tres se tomó la decisión de no embellecer la imagen de fondo (es decir, no agregar luz de fondo, producto de trabajar en un estudio de sonido), además de la banda sonora, que en este episodio sigue la línea del “banjo maligno”.

Siguiendo con Firefly, no puedo evitar relacionar a los Reavers (saqueadores) con los Walkers (caminantes). Mi elección es clara: los últimos son más lentos, pero más inexorables.

¿Vosotros con qué “raza” os quedáis?

Ya os decía que el cuarto episodio es obra de Kirkman, así que, según hemos leído, podemos esperar algo muy bueno:

Bonus Track de hoy: segundo episodio.

The Walking Dead: Todos los viernes a las 22:50 en FOX.
Repetición: Sábados a las 22.20h.

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

19 11 2010
Recycling Panda

La fotos son brutales, que ganas de verlo esta noche!

20 11 2010
Recycling Panda

El episodio de ayer no me gustó demasiado, la verdad. No os parece qué va perdiendo algo de gas?

20 11 2010
Wild Track

Es el más flojo, pero yo tengo fe en el siguiente, que ha metido mano Kirkman y, según parece, va a ser genial. =D

20 11 2010
Nerea

Laura, después de esas fotos no pienses que voy a ver la serie…que soy muy impresionable con estas cosas…xDD

3 12 2010
The Walking Dead – Wildfire (1×05): Análisis « My Feet In Flames

[…] Walking Dead – Days Gone Bye (1×01) The Walking Dead – Guts (1×02) The Walking Dead – Tell it to the Frogs (1×03) The Walking Dead – Vatos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: