[Crónica] Quique González: un cantautor y un teatro

11 11 2010

Ayer pude quitarme por fin la espina que tenía clavada desde hace bastante tiempo: no haber visto a Quique González, ya que, por caprichos del destino, siempre que venía a mi ciudad no podía verlo, ya sea por un motivo o por otro. Y me la quité por todo lo alto, en el mejor escenario posible de Zaragoza para disfrutar de sus canciones, en el Teatro Principal, abriendo el ciclo de canción de autor “A Cántaros”.

El concierto empezó con pocos minutos de retraso, ante un Teatro Principal lleno hasta la bandera (un rato antes de abrirse las puertas se colgó el cartel de “No hay entradas”). Quique salió a escenar solo, sin banda, y tocó dos canciones acompañándose solo del piano; la primera recordando a Jose Ignacio Lapido, y la segunda  “Aunque tú no lo sepas”, que arrancó el primer aplauso espontáneo y emotivo del público.

Canción a canción fueron apareciendo los miembros del grupo uno a uno, sumándose a los instrumentos poco a poco: contrabajo primero, seguido de la guitarra, el piano, la batería…así hasta completar todos los instrumentos, momento en el que sonaron los acordes de “Ciudad del viento”.

A partir de ahí, Quique fue repasando su discografía, centrándose en la primera parte del concierto en su último disco “Daiquiri Blues” y bromeando con el público entre canción y canción. Sonaron temas como “Vidas cruzadas” (muy coreada por los asistentes), “Salitre” o “Me agarraste”. Pero uno de los momentos álgidos de la noche fue la interpretación con Quique al piano de “Pequeño rock n’ roll”, canción que el propio artista comentó que no pensaba tocar pero que le apeteció en ese momento, interpretada con un toque personal digno de mención.

Tras dos bises, y rozando ya las dos horas de concierto, la banda volvió a salir para cerrar el bolo con dos temas muy significativos, en primer lugar “La luna debajo del brazo”, que fue el preludió del apoteósico final con “Cuando éramos reyes”, una canción que pocos esperábamos y que nos trajo a la memoria aquel primer disco de un cantautor madrileño de apellido González, que hoy se ha convertido en uno de los grandes del panorama nacional.

Para acabar, le tocó intervenir al público, que no paró de aplaudir en dos minutos ante montones de reverencias y agradecimientos de Quique y su banda.

Un concierto para enmarcar en un marco incomparable.

Foto de Lucía Lafuente


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: