The Walking Dead – Days Gone Bye (1×01): Análisis

5 11 2010

No he podido resistir la tentación, pero la serie se estrena oficialmente en España esta noche, viernes 5 de noviembre, en la Fox. Si vosotros lo habéis logrado, recibid toda mi admiración, que hoy se traduce en reseña.
Avisados quedáis: la sangre salpica.

Lo que os espera antes de ver los créditos iniciales es, a mi parecer, una de las cartas de presentación más magistrales de esta temporada y, a su vez, un resumen impecable de lo que vamos a poder disfrutar en estas seis entregas de una hora: situaciones humanas en un ambiente desesperante, siempre al borde de la muerte. Todo eso y mucho más es The Walking dead.

El piloto entra en una dinámica de incertidumbre en la que Rick (Andrew Lincoln es el protagonista absoluto del primer episodio) tiene el único objetivo de encontrar a su familia. Pero no me toca a mí haceros una sinopsis, sino analizar el terreno audiovisual.

Frank Darabont (Sueños de Fuga, Milagros Inesperados, La Niebla) carga las tintas en fortalecer unos personajes llenos de miedo, siendo siempre fiel al material original del cómic de Robert Kirkman. Recupera una visión madura de la situación, algo siempre de agradecer, sin cebarse en lo lacrimógeno, pero sin escatimar en vísceras. Nos llevamos una de cal y otra de arena, de esta forma la trama avanza de manera dinámica y el espectador no se satura.

El punto fuerte del capítulo piloto es la expansión de las líneas del argumento en el guión (Darabont añade secuencias de su cosecha, como debe suceder en una buena adaptación) y, si a esto le sumamos un refuerzo visual que maximiza lo primero, lo que obtenemos es una bomba de relojería.
La estética anticipa una turbiedad retorcida: deja entrever desconsuelo, pero también valentía. Ya sabíamos que Darabont no le hacía ascos a nada (solo debemos recordar el sufrimiento emocional de La Niebla), y la atmósfera que crea mezcla momentos de cotidianidad con un sentimiento de peligro constante.

Técnicamente impecable, The Walking Dead tiene como base unos agregados narrativos entre los que destaca la música de Bear McCreary (Battlestar Galactica) y la fotografía, con elementos y escenarios desérticos sobrecogedores.
En cuanto a la música, según el compositor, la idea principal que fluía por su mente para esta serie era la de “vacío”: casas inhabitadas, paisajes desérticos, juguetes de niños esparcidos por el suelo, coches volcados… Optó por una línea “simple”, muy reconocible. La main title music se repite una y otra vez, y en el piloto puede oírse incluso antes de los créditos inciales, y esto es algo que continuará episodio tras episodio, sumergiéndote sin querer en esos oscuros parajes en los que se está desarrollando la trama. “Cuando empiezas a oír esa figura que se repite cada vez a mayor volumen, sabes que algo está apunto de pasar, y crea ese divertido sentido de anticipación y emoción”, relataba McCreary.

(Otro temazo de la banda sonora de la serie):

El director de fotografía es David Boyd (Friday Night Lights, Firefly), responsable del color y la luz en la serie, aunque la fuente material de la que tuvo que impregnarse era un cómic en blanco y negro, por lo que el mérito es doble.
En AMC nos dejaban una entrevista exclusiva, en la que el especialista explicaba algunos de los trucos visuales usados, como el aumento de los azules para dar la sensación de desaparición de calidez en la Tierra o la desaturación de las imágenes, que dejaban ese mundo posapocalíptico sin alma.
Este capítulo piloto nos introducía también una cámara particular, despojada de la típica alineación con la línea del horizonte: todo está un poco fuera de su sitio. Además, los lugares elevados se  convierten en sitios más seguros a los ojos del equipo, mientras que el nivel de la calle se convierte en un lugar escalofriante. La sensación que se quería causar en el espectador era la de que, inconscientemente, un caos permanente muy sutil invadiera la pantalla.

El equipo de maquillaje se encuentra liderado por Greg Nicotero, responsable del diseño de efectos y maquillaje en películas como Sin City, Kill Bill Vol. 1 y 2, o Creepshow. Cuando hablamos de gore, no hay nadie mejor que Nicotero, que confiesa que este es el proyecto más ambicioso en el que se ha visto implicado. “Los zombies tenían que tener dos cualidades: ser capaces de interpretar y unos atributos físicos especiales, ya que la novela es muy gráfica en cuanto a los rostros, huesudos y desolados. Queríamos cuellos largos, caras delgadas y ojos muy grandes”.  Se han realizado alrededor de 400 maquillajes para zombies en las últimas tres semanas del rodaje; entre 25 y 90 actores cada día han sufrido en sus propias carnes la profesionalidad de Nicotero, que reconocía esperar ansioso el añadido mediante CGI de zombies vagando por las calles de Atlanta.

Por supuesto, cualquier parecido con otras películas de zombies será más que aplicable, desde el hecho de que el protagonista despierte solo y sin saber qué ha pasado (28 Días Después) hasta los propios monstruos, dignos de una película de George A. Romero, del cual se rumorea que dirigirá uno de los episodios.  Pero una cosa es segura, ningún formato había hecho una tan amplia gama de diseño de muertos vivientes, donde cada historia queda reflejada en sus rostros en un simple vistazo.

Si queréis un consejo: atención a la no-muerta cercenada por la mitad, no tiene desperdicio.

Y, como Bonus Track de esta semana, un cortometraje de Greg Nicotero (os hablaba de él más arriba), The United Monster Talent Agency. Además de conocer bien a sus zombies, tiene un tratamiento estupendo para momias u hombres lobo, con un riguroso blanco y negro, pero tratado con un sentido completamente contemporáneo. Se trata de una falsa promo para una agencia de Hollywood en la que se representan los monstruos de los Universal Studios en los años 50. El corto cuenta con las apariciones de Eli Roth (Hostel), Dana Gould (The Simpsons), Robert Rodriguez (Machete) y el propio Frank Darabont.

Si sois de esos que han aguantado, recordad este post más adelante, y volved para visitar esta genial promo del segundo episodio:

La seguiremos de cerca.
¿Veredictos?

Anuncios

Acciones

Information

10 responses

5 11 2010
Recycling Panda

Una no-muerta cercenada por la mitad? Qué rico, no?

5 11 2010
Maximo Carrion

Genial, como te dije por twitter… con ganas del segundo episodio-tercero, etc 🙂

5 11 2010
lologoza

Muy buen artículo Lee, una vez más.

Me han encantado todas las curiosidades

12 11 2010
The Walking Dead – Guts: Análisis « My Feet In Flames

[…] Previously on My Feet In Flames… […]

20 11 2010
Cecilia

hey!! fantástico artículo! acabo de terminar el episodio 3!
me encanta la canción, sabes quién la canta?

20 11 2010
Raúl

Si te refieres al segundo video, se trata de una canción de Paris Motel, la cantante se llama Amy May.

Un saludo.

20 11 2010
The Walking Dead – Tell it to the Frogs (1×03): Análisis « My Feet In Flames

[…] The Walking Dead – Days Gone Bye (1×01) The Walking Dead – Guts (1×02) […]

26 11 2010
The Walking Dead – Vatos (1×04): Análisis « My Feet In Flames

[…] The Walking Dead – Days Gone Bye (1×01) The Walking Dead – Guts (1×02) The Walking Dead – Tell it to the Frogs (1×03) […]

3 12 2010
The Walking Dead – Wildfire (1×05): Análisis « My Feet In Flames

[…] The Walking Dead – Days Gone Bye (1×01) The Walking Dead – Guts (1×02) The Walking Dead – Tell it to the Frogs (1×03) The Walking Dead – Vatos (1×04) […]

13 01 2011
Uarro

Artículazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: