Twin Shadow – Forget: Olvida tu momento

3 11 2010

Si hablamos de Twin Shadow, nos debe venir a la mente un nombre: George Lewis Jr. El nombre de un chico neoyorquino que acaba de estrenarse en la escena musical con uno de los mejores discos del año bajo el brazo: ‘Forget’ (4AD/ Terrible; 2010).

Ayudado en la producción por Chris Taylor (Multi-instrumentalista que conforma Grizzly Bear), George Lewis ha conseguido presentar en su álbum debut el sonido de los ochenta como si se tratase de algo nunca visto. Y lo ha hecho a partir de un principio: simplicidad.

La colección de texturas musicales que moldean el disco, son un conjunto de sonidos de sintetizador (tales como el piano, el violín e incluso el órgano), guitarra eléctrica y caja de ritmos. El sonido de los instrumentos es tan natural y limpio, que la voz grave y sonante del protagonista encaja a la perfección.

Todo parte de ‘Tyrant Destroyed’, canción que abre el disco y que ya nos sitúa en una pista de baile de los ochenta, como si de un sueño se tratase. La voz, que se sostiene encima de una base grave y continua, se fusiona con violín, guitarra y piano de forma casi inapreciable. Empieza a nacer una obra de arte; exquisito. Olvidamos nuestro momento y viajamos en el tiempo hasta toparnos con nuestra alocada juventud: ‘When Were Dancing’, ‘I Can`t Wait’ y ‘Shooting Holes’ ya retumban en la pista. El sonido crece: es más ágil y atrevido. ‘At My Heels’ es la cumbre de estas primeras canciones; la voz serpenteante de George incluso parece quebrar ante tal sonoridad.

Con ‘Yellow Ballon’ y ‘Tether Beat’ el disco evoluciona; se parte a la mitad. Ve la luz un lado más melancólico y sentido de George. La potencia e intensidad de los ritmos se detiene a medida que la voz toma un tono más frío y siniestro. Aquí George aborda ampliamente el tema el amor, siempre con la misma estética general de añoranza. ‘Castles In The Snow’ es la mayor exponente de esta nostalgia.

Canciones románticas, poéticas, con gran energía (aunque también con un lado más tranquilo), hacen que no apartemos la imaginación de una época que ya pasó y que ahora vuelve a nosotros. Y lo mejor de todo, es que más allá de sus ritmos electrónicos dinámicos, el disco es lo suficientemente sofisticado como para soportar varias escuchas seguidas. Puede ser pegadizo, pero son su complejidad y su narración reflexiva lo que hace que se pegue. George no da vueltas al asunto: presenta un disco sencillo y directo. La fusión del New Wave y del Pop ha llegado a su máximo esplendor.

¿Estamos ante el nuevo David Bowie?


Acciones

Information

6 responses

3 11 2010
Recycling Panda

Uno de los grandes debut del año y gran debut por tu parte compañero😉

3 11 2010
lologoza

y yo sin escucharlo…

esta semana me pondré con él, que tiene buena pinta!

gran crónica!

3 11 2010
Io mismo

Al final no quedo mal del todo, aunque se puede hacer mejor. Gracias!

3 11 2010
mary

Como fan fanática que soy de David Bowie, creo que no debería perderme este disco. A por él. Pues sí, excelente debú!!

4 11 2010
Raúl

Discazo, después de que pasara la canción “Slow” por el Top me puse a escucharlo y es muy bueno, y sobre todo muy agradable de escuchar, no me canso de él.

23 12 2010
Top MFIF: Los 50 mejores discos internacionales (I) « My Feet In Flames

[…] Crítica de Twin Shadow – Forget […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: